El camino de la experimentación

19.10.2018


Han sido muchos los intentos fallidos en mi cocina, pero han adquirido un valor increíble para mi aprendizaje. Es lindo ver el camino de la evolución, mirar atrás y ver el trayecto recorrido para lograr el objetivo.


En un post anterior les conté que mi segunda receta fue un cheesecake, era de arequipe, pero ese no salió tan lindo como el chocoflan. Ocurrió en mis comienzos en este proceso. Rico, ¡sí!, pero visualmente horroroso, ¡también!


Cuando hay tantas ganas de aprender, los fallos se vuelven invaluables. Hasta ahora me ha ido bien con los sabores, pero lograr que además los productos luzcan hermosos y apetitosos es todo un arte que depende de la técnica y claro, de la inspiración y la creatividad.


En este caso del cheesecake, nuevamente acudí a una receta de televisión, pero esta vez, no fueron tan específicos en ciertos factores que eran vitales, por ejemplo, que esta receta, que se hornea a baño de maría, al momento de ponerse en la bandeja de horno, el agua que se aplica debe estar caliente, de lo contrario, tardará más tiempo para cocinarse. Primer error que cometí…


Además, para que el cheesecake no se dore, debe hornearse cubierto con papel aluminio, de esta manera al final se obtiene un color parejo, segundo error…


Tampoco mencionaron que la mezcla no debe batirse demasiado, porque se llenará de aire y puede crecer de forma dispareja, además podría colapsar en el horno y tender a rajarse, tercer error…


Del horror del primer intento al orgullo de un buen resultado gracias al aprendizaje un año más tarde.

Así pues, producto de la suma de mis 3 grandes errores de principiante, obtuve mi cheesecake deforme, dorado e inflado. Pero esto constituyó un nuevo reto para hacer nuevos intentos, esta vez investigando cómo lograr hacerlo mejor y aprendiendo las técnicas y truquitos necesarios.


El proceso fue divertido e interesante y se volvió una de mis recetas consentidas, por eso lo llamé Simpatía.


El resultado, un cheesecake sedoso, uniforme y con tiempo de cocción optimizado.

¡Lección aprendida!


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo