Mi viaje pastelero

28.09.18

Son las 10:00 p.m. Estoy literalmente en el cielo. Hace unos 20 minutos despegué del Aeropuerto El Dorado en Bogotá rumbo a una nueva aventura.


En unas 11 horas haré escala en Frankfurt y unas 4 horas más tarde estaré en París, el primero de mis destinos elegidos. Días después viajaré a Londres en un tren de alta velocidad que conecta estos dos destinos ¡por debajo del mar!.


Reportando a 11.400 m de altura y 945 km por hora

No hay forma de ser exitoso en un empeño si no es aprendiendo, así que desde el momento en que decidí embarcarme en este sueño de ser pastelera, me declaré aprendiz permanente. Este viaje es justo eso, una nueva experiencia para seguir aprendiendo, conociendo, disfrutando, apropiando todo aquello que quiero transmitir a través de Amor de Dulce.


Una de mis pasteleras favoritas y que ha sido inspiración en mi proceso se llama Peggy Porschen, alemana, radicada en Londres. Hace unos años descubrí que no solo es una de las pasteleras más reputadas de Europa, sino que además ¡tiene una academia!


Desde ese descubrimiento, entró en mi lista de deseos la posibilidad de estudiar alguna vez allí, para aprender su técnica y conocer un poco más sobre su estilo que es maravillosamente refinado, femenino y delicado.


Hoy ese sueño se está materializando. En unos días asistiré a su curso intensivo Baking, Layering & Icing, que se trata de técnicas de horneado, manejo de tortas en capas y decoración; pero antes, en mi parada en París, visitaré algunas pastelerías de chefs muy afamados que son también inspiración para mí, como Christoph Michalak, reconocido por sus Kosmiks (algo así como mousses y postres en frasquitos) y sus Religieuses (una especie de repollitas de dos niveles con rellenos y decoraciones especiales), también Christoph Adam y Fauchon, famosos por sus Eclairs, y Pierre Hermé, el rey de los macarons.


Este viaje pastelero es el mejor vehículo para compartir todo aquello que quiero lograr. Les iré contando sobre mis experiencias en las visitas que logre realizar, sobre los productos que voy a probar, los sabores, las texturas, los colores, los lugares… ahora si empezó en forma mi rol como blogger, estoy segura de que durante mi estancia en estas latitudes se derivarán muchas historias para contar.


Gracias por leerme y por estar atentos a mis historias y aventuras pasteleras. Son ustedes quienes hacen que Amor de Dulce sea una realidad.

0 vistas0 comentarios
  • Cuenta Amor de Dulce
  • Facebook Social Icon
  • Cuenta Wendy Runcie

© 2020 by Amor de Dulce.